La Ley de defensa de consumidores en turismo y viajes

En España la industria de viajes está regulada por varias leyes y, sobre todo, por la Ley de Defensa de los Consumidores. La ley se actualiza periódicamente para adaptarse a los nuevos canales (internet, por ejemplo) y al paisaje cambiante de los consumidores. Su última versión es el Real Decreto Legislativo 1/2007 aprobado el 16 de noviembre de 2007 que sustituyó a la Ley 26/84. Al igual que con cualquier actividad de consumo en la compra de un servicio de viajes, tanto el consumidor como el operador de viaje esta ley convierte cualquier acuerdo entre las dos partes en un contrato. Real Decreto 1/2007 La innovación se relaciona con el detalle del tipo de cláusulas en un contrato que puede considerarse ilegal. Además, la Ley 21/1995 y la Ley 39/2002 regulan específicamente la industria de los viajes combinados, los derechos de los consumidores y las obligaciones del operador de viajes.

Áreas contenciosas

La industria del turismo y viajes es muy diversa y ofrece muchos tipos diferentes de servicios que serían demasiado largos para enumerar. Sin embargo, podemos agrupar las áreas contenciosas en cuatro categorías:

  • Relacionado con el transporte: Exceso de reservas, pérdida de equipaje, retrasos y cancelaciones.
  • Relacionado con el alojamiento: Categoría de habitación diferente a la adquirida, ubicación diferente a la reservada.
  • Relacionados con restaurantes, bares, catering y gastronomía: Intoxicación, ubicación insatisfactoria y falta de higiene.
  • Relacionado con otros servicios comprados, como Spa, instalaciones deportivas, entretenimiento.

Si el consumidor ha reservado los servicios directamente (por ejemplo, billetes de avión y hotel por separado) tendrá que dirigir sus reclamaciones a las empresas individuales, por separado. Si el consumidor adquiere los servicios a través de una tercera entidad como una agencia de viajes, tendrá que dirigir su queja a los intermediarios y / o al proveedor de servicios, dependiendo del contrato firmado en la compra. En caso de vacaciones combinadas, la reclamación debe dirigirse al operador turístico. Para ser un paquete de vacaciones el producto tendrá que incluir dos requisitos:

  • Tendrá que incluir al menos dos de éstos:
  • El producto será vendido bajo un precio global sin tener que pagar a los diferentes proveedores por separado.

A parte de esta parte muy formal de las vacaciones, hay que pensar en los preparativos también. Aqui les dejamos algunos sitios webs donde podrán organizar sus vacaciones con descuentos de MasCupon, porque el derecho del consumidor también pasa por el poder de irse a desconectar sin pagar una fortuna. Con los descuentos Amazon, las promociones de vueling o las ofertas de Cine Hoyts.

El derecho a la comida sana

Alimentos orgánicos: ¡10 razones para comer Bio!

Pollo orgánico, salsa de tomate orgánica, pasteles orgánicos … los “Bio” supermercados nos invaden, convirtiéndose en una “moda” en primer lugar. Pero ¿por qué deberíamos comer Bio? ¿Cuáles son los beneficios de los alimentos orgánicos? Aquí está una descripción rápida de los beneficios que podemos extraer de la comida orgánica.

Comer orgánico es comer alimentos con más vitaminas y minerales ya que muchos productos procedentes de la agricultura tradicional. Según el libro Comer orgánico ¡Es mejor!:

  • Pimientos bio contienen más antioxidantes (vitamina C, caroteno, flavonoides) que pimientos que no son orgánicos.
  • Los productos orgánicos (trigo, lentejas, miel, huevos) contienen más hierro y menos zinc y cobre que los convencionales.
  • El cordero es mejor bio: AG más insaturados y ácidos grasos omega 3.

Se consumen menos pesticidas

Los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) mostraron que los productos orgánicos contienen menos residuos de nitratos y pesticidas que los productos no orgánicos.

Según estudios realizados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), sólo el 2% de las muestras analizadas por Francia orgánicos contenían trazas de pesticidas, contra el 37,74% de frutas y verduras de la agricultura intensiva (incluyendo más de 3,1% contenía cantidades superiores a los límites impuestos por la ley). En promedio, los consumidores son por lo tanto 18 veces más sujetos a encontrar un residuo de plaguicida en los alimentos derivados de la agricultura intensiva en los alimentos de la agricultura ecológica.

Comer alimentos más sabrosos

Es muy difícil probar científicamente que un alimento tiene más sabor y, seamos honestos, esto no es verdadero para todos los productos. Pero esto es cierto para las frutas y verduras. De hecho, frutas y verduras de cultivos de hortalizas orgánicas se cosechan más maduros que sus homólogos convencionales y por lo tanto tienen el tiempo para concentrar aromas, lo que resulta en un sabor más sabroso.

Además, los alimentos cultivados en el campo están creciendo con el sol, el rocío de la mañana, y sacan sus nutrientes y agua del suelo a diferencia de los alimentos procedentes de la agricultura intensiva es ampliamente cultivada por encima del suelo o cultivados en suelos “muertos” debido al uso de pesticidas. Por lo que, en última instancia, menos agua, más vitaminas, minerales y antioxidantes.

Es bueno para el medioambiente

La agricultura orgánica protege el suelo y reduce la erosión. El uso masivo de pesticidas y fertilizantes químicos matan el suelo y cualquier biodiversidad.  Resultado: existen suelos compactos y sin vida, la creación de la erosión en el primer aguacero. Orgánica, que utiliza animales o vegetales materia orgánica. Del mismo modo, el agricultor no utiliza fertilizantes químicos y alternativas de cultivos en la misma parcela.

Derechos de autor

Uno de los temas más controvertidos en relación a Internet tiene que ver con los derechos de autor, por un lado, por lo fácil que es copiar los contenidos que hay en la red y por otro, por la el carácter global e internacional de la red, que permite copiar un texto, traducirlo a otro idioma, colgarlo en un servidor de un país totalmente diferente y que llegue a lectores de la otra punta del mundo.

¿Qué son los derechos de autor?

El significado del símbolo del copyright es conocido por prácticamente todo el mundo: derecho de copia. Es decir, que para poder reproducir, distribuir o modificar el contenido, es necesario pedir permiso previamente al autor del mismo, puesto que es quien tiene todos los derechos sobre su obra. El problema es que en Internet no es sencillo proteger estos derechos, puesto que los textos pasan de una página a otra sin ningún tipo de permiso del autor y en peores casos, se citan como propios por personas que no tienen nada que ver con ellos.

Creative Commons y los derechos de autor en Internet

Hace ya tiempo, en 1999, Lawrence Lessig ya comenzó a hablar sobre el tema de Internet y los derechos de autor, destacando la dificultad de controlar los derechos de autor en Internet. Poco después, nacía Creative Commons, en el año 2002, de la mano de Lawrence Lessig como presidente, una aplicación que permite a cada persona ceder al dominio público sus creaciones o reservarse el derecho de autor. A través de Creative Commons, se eligen las características de distribución para una obra en concreto: si se permite copiarla, distribuirla, hacer trabajos derivados… Además, se puede indicar si se quiere adaptar a legislación de un país en concreto, el formato de la obra… Sin duda, se trata de una manera de dar una seguridad jurídica a las obras de cada autor, garantizando un respeto a las mismas.

Legislación y derechos de autor en Internet

Lo cierto es que la legislación tiene ciertos vacíos en lo que se refiere a los derechos de autor en Internet, puesto que no siempre resulta fácil controlar qué se sube o se descarga en un ordenador, pero tampoco los contenidos que circulan por Internet, un mundo relativamente nuevo en el marco legal. Por ello, es necesario que poco a poco se vayan estableciendo leyes que permitan acotar de manera clara y definida el campo de los derechos de autor en Internet.

La ONU declara el acceso a la Red como un derecho humano

El uso de Internet se está convirtiendo en una herramienta imprescindible para la libertad de expresión. Más que una posibilidad de comunicación se está convirtiendo en una necesidad debido al periodo de globalización que hoy se vive. Por ello, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado el acceso a Internet como un derecho humano.

Los gobiernos deben hacer Internet ampliamente disponible, accesible y costeable para todos.

Desde las revueltas en Oriente Medio hasta el movimiento 15-M quizá no habrían sido posibles sin la inestimable ayuda de Internet. La capacidad de difusión que otorga esta herramienta se está convirtiendo en una necesidad básica para gran parte de la población.

Entre los argumentos que maneja la ONU, defienden que Internet es una herramienta que favorece el crecimiento y el progreso de la sociedad en su conjunto. Asimismo, consideran que debería ser un derecho universal de fácil acceso para cualquier individuo y exhorta a los gobierno a facilitar su acceso.

“La única y cambiante naturaleza de Internet no sólo permite a los individuos ejercer su derecho de opinión y expresión, sino que también forma parte de sus derechos humanos y promueve el progreso de la sociedad en su conjunto”, indicó el Relator Especial de la ONU, Frank La Rue, en un comunicado de prensa recogido por la CNN.

Según La Rue, los gobiernos “deben esforzarse” para hacer Internet “ampliamente disponible, accesible y costeable para todos”. Asegurar el acceso universal Internet “debe ser una prioridad de todos los estados”.
En contra de la censura

Por otro lado, la organización se ha mostrado contrariada por las medidas opresoras de algunos gobiernos que violan el acceso a Internet. Desde gobiernos occidentales como Francia con su ley Hadopi hasta países con dictaduras como modelo de poder, aplican hoy en día medidas restrictivas al acceso a Internet.

La Red es especialmente valiosa en los momentos políticos clave

El gobierno chino ha bloqueado el acceso a páginas como Facebook, Twitter, Youtube y LinkedIn e incluso ha creado su propio buscador que filtra y censura la búsqueda de palabras como: revolución jazmín, democracia, entre muchas otras.

Son muchos los gobiernos que han bloqueado el acceso a Internet. Egipto lo hizo durante las revueltas sociales que terminaron con la dictadura de Hosni Mubarak. Irán bloqueó algunas páginas de activistas que llamaban a una manifestación y muchos otros países han seguido este ejemplo.

La ONU afirma que el acceso a la web debe mantenerse y es especialmente valioso “en momentos políticos clave como elecciones, tiempos de intranquilidad social o aniversarios históricos y políticos”, según recoge la CNN. De hecho, esta herramienta se considera tan importante que Estados Unidos ha desarrollado tecnologías que le permiten restaurar la conexión a Internet en un determinado país que las hubiera bloqueado, en caso de que deseara hacerlo.

Por último, la ONU señala que Internet, como un medio para ejercer el derecho a la libertad de expresión, sólo puede servir a estos propósitos si los estados asumen su compromiso por desarrollar políticas efectivas para lograr el acceso universal”.